Disfraz de ratón. Febrero 2018

Como un pronóstico de lo que le iba a gustar el queso, el pasado carnaval disfrazamos a Manuela de ratón. Era febrero, tenía seis meses y algo, y el disfraz, no sé si más barato o improvisado, fue todo un éxito.

Precisamente, como salió un poco sobre la marcha, no tengo mucha fotografía del proceso, ¡bastante teníamos con hacer, con lo pillaos que íbamos, como para encima sacarnos fotos!, pero de todas formas, os cuento, porque sé que hay quien está buscando inspiración.

Por un lado, el traje. Lo que hice fue utilizar una pieza de fieltro gordísimo y súper mullido que tenía en casa desde hace siglos. Y otro poco de fieltro rosa clarín, que también teníamos. Tomé de referencia para las medidas una ranita que en aquel momento le quedaba amplia, y por ella saqué el patrón. Es un corte muy sencillo, lo cosí sin ser experta, y no me llevó mucho tiempo. La pieza de la barriga es doble, y en el medio lleva relleno de un cojín viejo para que quede un ratón gordito y achuchable. Todo, absolutamente todo lo que utilicé, son materiales reciclados y cosas que tenía por casa.

Necesité:
– Fieltro gordo gris
– Fieltro normal rosa claro
– 3 botones (dos para tirantes y uno entrepierna)
– Relleno de cojín para la tripa
– Goma, para que le ajuste el traje en la pierna
– Alambre para mantener firmes las orejas
– Lazo para el gorro

Por otro lado, la ratonera. Eso fue lo que le encargué hacer al señor padre.

Processed with VSCO with a5 preset

La pieza principal es la caja de la cuna SUNDVIK de Ikea, que acabábamos de montar y todavía no había ido a la basura. Como veis, la idea nos salió bastante barata.

Cortó en ella un hueco suficiente para adaptarla al carrito, al Mutsy EVO, y quedaba apoyada en la propia barra frontal del carro, donde ella lleva agarradas las manos en la foto, y atrás en la capota.

Para los detalles usó tubería de plástico negra, y un tubo de ducha haciendo como de muelle. La decoró y le colgó un queso hecho con los recortes del cartón de la caja y forrado con cartulina amarilla.

Desde cerca estaba hecho un poco “guarrillo”, pero desde una distancia prudencial quedaba muy resultón y simpático, y al fin y al cabo, es antroxu, ¿no?

Espero ver la foto del resultado si alguien se anima.

Processed with VSCO with a4 preset

Camping life. Vacaciones en Las Landas

No os imagináis la cantidad de Qué envidia!s recibí al compartir nuestro día a día en el camping de Las Landas. Y sí, lo sé, es que es planazo. Para ti, que como para nosotros, la camping life es la vida mejor, o para ti, que aun no has descubierto lo guay que son estos planes con familia, te cuento.

Viajamos la última semana de junio a Las Landas, en Francia, fuimos en coche desde Asturias, si no conocéis la zona, es paraíso de surfistas con más de 100 km de playas de arena fina. Nosotros fuimos concretamente a Biscarrosse, al camping Mayotte Vacances, un lugar tranquilo en un bosque frente a un lago. Un pequeño paraíso.

El bungaló nos tocó justo frente al embarcadero, despertar y estar en plena naturaleza es un lujo. Y es que la vida de camping es precisamente eso, naturaleza, libertad (y eso los niños lo agradecen), y una vida sencilla. Vamos, maravilla.

Mayotte-vacances-bisca-heb4

El camping, muy orientado a un veraneo familiar, tiene piscinas con toboganes, piscina cubierta para los más frioleros, jacuzzi al aire libre, sauna, parque de aventuras con tirolinas, minigolf, y alquiler de todo tipo de entretenimientos: bicis, patinetes eléctricos… Todo esto sumado al tiempazo que suele hacer en la zona es éxito asegurado.

Processed with VSCO with a4 preset

Únicamente salimos un poco de la zona para visitar Arcachón una mañana, y otro día Burdeos, que por cierto, su zona antigua me enamoró.

Processed with VSCO with hb1 preset

Cocinamos en el camping, disfrutamos de largas siestas, ocho puestas de sol únicas y algún que otro momento de pareja en el porche de la cabaña, cuando las bestias se dormían.

Processed with VSCO with a4 preset

Haber conseguido que una niña de meses, una de 11 años y nosotros, disfrutáramos por igual, es el motivo por el cual contamos los meses para poder volver a repetir plan.

Sé que además alguna se inspiró viendo nuestros stories y se lanzó a ir de bungaló, y sé también que triunfó. Y haber contagiado a alguien me parece taaan guay!

Y es que yo lo tengo claro: La vida de camping es la vida mejor.

Estimulación Musical Temprana. El poder de la música.

Cuando asistimos al primer taller de Estimulación Musical Temprana, Manuela tenía 7 meses.
Durante una hora siguió, con los ojos como platos, todo lo que iba sucediendo.
En una sala, un grupo de bebés, sentados con sus mamás, formando una U, escuchábamos las canciones que Amaia García Sagarzazu, psicóloga y músicoterapeuta, iba cantando con una voz muy dulce (casi como la mía…).

F90A33C1-7025-45F5-9428-FFC59F1D33C2F802152F-C3E9-4E2A-8111-3F3EFFC5E390

Participamos con diferentes instrumentos al ritmo de la música, y yo babeé viendo como un ser tan pequeño seguía la actividad tan bien. ¡Bravo Manuela! Y ¡Bravo Mamamífera por iniciativas como esta.

Nos gustó tanto que unas semanas después nos animamos a repetir con la misma chica, pero esta vez en Punto de Cuento, en Oviedo. Quizás por las edades del grupo, en esta ocasión fue algo más movidito, y los “espontáneos” que se acercaban a ella y andaban por la sala, eran tentación para robar la atención del resto. Aunque no fue tan chill out, fue muy divertido.

Hace unas semanas, encontré Kirikú, central de reservas de ocio infantil, otra actividad de este tipo. Y nosotras, que nos apuntamos a un bombardeo, nos fuimos a Cuéntame un Cuadro, en Avilés, a un concierto para bebés. Ese día especial Jazz, de la mano del grupo Concertino.

IMG_0342

 

Lo mejor es que de estas experiencias yo me voy trayendo mis propias estrategias y herramientas pedagógicas para ponerlo en casa en práctica.
Nos hicimos con una colección de instrumentos, en este momento son sus “juguetes” favoritos, nos ponemos alguna canción o cantamos, y seguimos flipando con su participación. Es increíble el poder de la música.

¿Sabías que la estimulación musical en bebés desarrolla la Inteligencia Emocional, favorece la capacidad de atención y concentración, contribuye al desarrollo de su estructura cerebral, estimula la memoria, potencia la creatividad y favorece su desarrollo psicomotor, entre sus múltiples beneficios?

Si no habéis probado os aconsejo que os busquéis un taller por vuestra zona y vayáis de cabeza.
A quién me pregunta, devoción absoluta por Amaia García Sagarzazu, y como siempre, bienvenidas sugerencias.

¿Qué hay de desayunar?

Siempre fui amante de los desayunos, adoro tanto este momento del día, que muchas veces me acuesto ya pensando en el momento de desayunar.

Hasta ahora tenía tres variantes en mi desayuno; “Estándar”, vamos, café, y tostada con aceite de oliva y alguna mermelada. “Desayuno gocho“: Café y de comer azúcares como si acabara el mundo, o “Desayuno guay” (qué cutre soy): Aquí me curraba zumos, y algo rico y sano como tortilla o aguacate. Con estos últimos me creía lo más del healthy way of life. Ahora sé que incluso con los guays era una principiante.

 

IMG_0185Esta semana asistí a un taller con Mei, de La Cierva Verde. “Desayunos para comerse el mundo“.

Si el desayuno es la comida más importante del día, tras, generalmente, el ayuno más prolongado, (de ahí des-ayuno), merece la pena reconsiderar cómo empezamos cada mañana.

Yo ya sabía que hay vida más allá del mundo galleta y bollo, pero mis combinaciones sanas eran muy poco variadas, muchas veces escudándome en la falta de tiempo.

Mei nos habló de eliminar los productos ricos en azúcares libres de nuestra dieta para evitar los picos de insulina, de evitar los lácteos sin miedo a la falta de calcio, y de vigilar las harinas refinadas, muchas veces presentes también en los “integrales”.
Y empezamos a plantear otros desayunos extra energy posibles.

Después de compartir las fotos de los platos por Instagram, hubo quien me pidió que contara. Pues voy a compartir algo más importante que las recetas: IMG_8668

El seguimiento de esta tabla + productos de temporada, es la combinación mágica.

Entre los trucos y consejos que me traje apuntados, descubrí el término Batch Cooking, que pese a estar como inventado para mí, nunca lo había oido. Cocinar más para cocinar menos, o cuales son aquellos básicos para tener siempre preparados.
Hicimos un mix de especias que os juro, pegaba con todo. Riquísimo, ¡qué punto le daba!, hicimos “Mermelada Raw de Naranja y Remolacha”, maceramos fruta, tostamos semillas, descubrimos el punto perfecto de la cocción de la quinoa y el arroz, planteamos alternativas a las tostadas de toda la vida y muchas cosas más.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Yo me llevo una lista de la compra muy diferente a la que tenía, una visión más amplia de cómo puede ser el mejor momento del día, y un cambio de hábitos. Casi nada.

(Este curso fue en A Granel, Gijón, pero La Cierva Verde ofrece también talleres privados y asesoramiento a particulares y empresas). ¡Gracias Mei!

(algo de) Mallorca en 4 días

Escribo este post en pleno bajón postvacacional. O postescapada. Pero qué escapada…
Y es que Mallorca consiguió enamorarnos en 4 días. Los bueno es que se nos quedó mucho por ver; pretexto para volver.

Volamos directos desde Ranón en Vueling. Habíamos alquilado con tiempo un coche en Goldcar, así que desde el aeropuerto, en nada nos plantamos en Sóller, un lugar lleno de tradición y naranjas al noroeste de Mallorca, en plena sierra de Tramontana. Nos quedamos en un loft que cogimos por AirBNB cerca de la Plaza de la Constitución, el corazón de Sóller.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta opción es muy cómoda para nosotros viajando con Manuela, y en esta zona, bastante más barato que quedarse en un hotel. Pagamos 55 euros la noche. El único inconveniente era la subida al ático, unas escaleras estrechas y muy empinadas por las que no podíamos subir el carrito. Todo lo demás perfecto, como casi siempre que elegimos con AirBNB.

Esa primera tarde noche nos dedicamos a ubicarnos y disfrutar de unas cervezas y cena en la plaza del pueblo, por donde atraviesa un tranvía, que le da al lugar un aire muy de antes que enamora.

img_0097

Tranvía Sóller Pueblo – Sóller Puerto

El jueves madrugamos, y pateamos todo el pueblo, con todos los locales abiertos nos sorprendió la cantidad de tiendas de artesanía bonita y con muy cuidado diseño. (Por si os animáis os comento que este plan es más guay para el sábado, que además tienen el mercado local y las calles están súper ambientadas).

Bajamos en el tranvía que lleva al puerto, y allí abajo comimos, en el Kingfisher un restaurante con vistas y un delicioso fish and chips.

Esta parte del puerto es bonita, pero me quedo con Sóller Pueblo.

El viernes nos fuimos a la zona de Pollença, una zona preciosa también al norte. Paseamos por sus callejuelas empedradas llenas de terrazas y tiendinas. Luego bajamos a Pollença Puerto, paseamos y comimos en el paseo marítimo.

Acabamos el día en Alcudia, ciudad amurallada, llena de historia, que se considera uno de los lugares más bonitos de Mallorca.

El sábado cambiamos de zona y nos fuimos a Santanyí, (una hora en coche desde Sóller), ya teníamos ganas de un poco de playa, y elegimos esta por su fácil acceso y porque queríamos luego turistear por la zona.

Nuestro primer día de playa no duró más de una hora, nos daba miedo exponer mucho al sol a Manuela y la verdad es que tampoco llevábamos mucho trasto necesario. Pero los dos baños helados que me di me supieron a gloria bendita. Cristalina como en El Caribe.

IMG_8807

Comimos en Cala Figuera, un puerto costero precioso, en forma de Y, con Ilaüts, unos barquinos de madera típicos, y las redes tendidas al sol. De esos puertos a los que te asomas y te parece que estás en una postal.

Luego fuimos a Valldemosa, y por último a Deià Pueblo y Deià Cala, ahí ya Mallorca me conquistó del todo. Os juro, pocos sitios conozco como este. Es un lugar mágico para ver atardecer.

De vuelta en Sóller nos pusimos guapos y salimos a disfrutar de la última cena en Mallorca en un sitio muy especial, Luna 36. Toda una experiencia gastronómica donde dan el qué es desde ahora mi postre favorito, os lo juro, no es un decir, nunca había probado nada igual. Tarta de almendra con confitura de albaricoque y chocolate blanco. De almendra y pistachos. Todo lo que os diga es poco.

Antes de eso, mejillones al curry, cordero con especias marroquíes y cuscús y un tartar de atún con aguacate y tres sésamos.

De verdad, sí vais a Sóller, ahí tenéis que daros un capricho.

El domingo, nuestro último día, lo dejamos para Palma. Caminamos y requetecaminamos su casco histórico y nos despedimos de la Isla hasta pronto.

Porque de verdad que Mallorca es para repetir.

P4190054 2.jpg

 

Buenas ideas para regalar a quien ha tenido un bebé

O también podría titularse Regalos que me gustó (o gustaría) haber recibido cuando nació Manuela.

Desde que soy madre varias personas me han preguntado por ideas para regalar a alguien que va a tener un bebé. Si tienes uno de estos marrones próximamente quizás te venga bien la lista que he preparado, regalos que bien sea por útiles, originales o emotivos, considero una buena opción.

He ordenado por precio, desde las opciones para pequeños compromisos, por 10 euros. ¡Os quejareis!

Música infantil diferente, Petit Pop son un grupo asturiano que hace música familiar con mucho sentido del humor y los guiños a la vida diaria. Tienen unos cuantos CDs, en torno a los 10 euros, a mi me tienen conquistada.
*Tienen versión asturiana, Pop Piquiñín, si es que son lo más.

Captura de pantalla 2018-04-04 a las 22.16.19

Y siguiendo en esta linea, por si no los conocéis, echad un vistazo a los CDs de Bestiariu (I, II y III), un CD de música en asturiano, también para toda la familia. 10 euros. Yo los tengo en el coche, son la banda sonora de nuestros viajes y empiezo a detectar cuáles son las favoritas de Manuela. ¿Cómo es de mágico el poder de la música?

Bestiariu-300x300

Tarjetas Milestone, hay un montón de modelos diferentes. Para recordar esos momentos mágicos para siempre, basta con escribir la fecha en la tarjeta y fotografiar al bebé junto a ella.Un detalle muy guay, acierto seguro para locos de la fotografía (como yo), por menos de 15 euros.

milestone

Libro personalizado, cuando el peque empiece a leer alucinará protagonizando su libro favorito, hasta entonces, los padres disfrutarán de un detallazo pensado con tanto cariño. Por 25 euros.

Captura de pantalla 2018-04-04 a las 22.09.22

Puerta del Ratoncito Perez. Manuela tiene un güelo que es un artista, y nos la hizo él para su habitación, y aunque no hay como lo hecho en casa y con amor, existen buenas opciones en el mercado. En el enlace os dejo una que, por menos de 30 euros incluye libro. En la foto la de mi padre, que para eso es un artista. (Le puso hasta la cascara de una nuez para dejarle el dientín, es arte en miniatura, ¡mide poco más que la altura del zócalo!)

Captura de pantalla 2018-04-04 a las 22.39.10

Muñeca Personalizada Miniroom con orejas de conejo, súper suaves y preciosas son ideales para dormir abradaditas. Y pueden personalizarse con el nombre. Irresistibles,  por 29,90.

muneca-little-rabbit-gris-miniroom-1.jpg
muneca-little-rabbit-gris-miniroom.jpg

Camisetas La Tribu de Mami, de algodón orgánico y comercio justo, por 48 euros, 18 euros la de bebé y 30 euros la de adulto, mamá y el nuevo ser pueden ir a conjunto, presumiendo de Mamitis e Hijistis. También disponible para Papitis.

Cloud-b Tortuga Tranquila, esta tortuga proyector transforma el cuarto del bebé en un espacio de tranquilidad, como estar en el fondo del mar. Además reproduce dos tipos de sonidos, melodía tranquila y sonido de olas. Con esta compañera al irse a dormir, se acabó el miedo a la oscuridad. 50 euros.

Tocadiscos Fisher Price, nosotros nos autorregalamos el original, que es de los 70, fue uno de esos juguetes clásicos que me empeñé en que tuviera Manuela, porque me flipan. Hace un tiempo sacaron la reedición de algunos clásicos de la marca, entre ellos este tocadiscos. Acertareis fijísimo con padres que les guste lo vintage, los juguetes bonitos y que amen la música. Por unos 55 euros.

fisher price.jpg

Saco tiburón Baby Bites, disponibles en un montón de colores, sirven tanto para dormir en la cuna o moisés como de saco para carrito. Nosotros lo llevamos en la silla Mutsy, pero se adapta a cualquiera. Y una vez que el bebé crezca y no quepa puedes usarlo de calientapiés en el sofá o para guardar juguetes. En dos versiones, verano e invierno, va de 68,50 a 75 euros.

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 9.38.27.png

Lámpara de nube, de luz led, funciona como luz quitamiedos en la habitación del bebé y me resultó muy muy útil los millones de veces que me levanté en medio de la noche desde hace 8 meses. Enciende dando un pequeño toquecito sobre ella, tiene dos potencias, y apaga de la misma manera. En diferentes tamaños, la grande vale 66,50 euros.

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 9.43.06.png

Sesión fotográfica newborn, se realiza al bebé en los primeros, aproximadamente, 15 días de vida, aprovechando su sueño profundo, los ponen así de achuchables y nos queda un precioso recuerdo para toda la vida. El precio, hay como los puñetazos, pero desde 100 euros puedes encontrar algo decente, y supongo que hasta lo que estés dispuesto a pagar.

tattoo-2923997_1920

Nido de colecho para dormir, jugar, acurrucarse, cambiador… Es versatil, ligero y fácil de trasladar de habitación en habitación. Aunque el de la foto es de los tope gama de Sleepyhead, carillo (140 euros), los podéis encontrar en muchos precios diferentes.

Trona evolutiva Tripp Trapp de Stokke, la silla que crece con el niño o niña, desde el nacimiento. Personalizable, con una amplia gama de colores, ofrece también la posibilidad de grabar su nombre. La trona vale 195 euros, accesorios aparte.

stokke.jpg

Cuco artesanal con cesto de palma natural y patas de balancín en madera sin tratar. Made in Valencia, con unas preciosas telas, cuidando hasta el más mínimo detalle con materiales naturales estilo liberty. Una elección ideal para regalo grupal. 315 euros, incluye cubrecolchón, cubremoisés, colcha y dos cojines.

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 9.30.36

Y hasta aquí la lista por hoy. Espero que os haya resultado útil.

¿Se me ha quedado algo? ¿Qué añadiríais vosotros? Acepto sugerencias para ampliar, compartir es vivir. Y si os animáis con algo, contádmelo, ¡me encanta cotillear!

Cómo organizar la cómoda cambiador

Para las y los que estéis preparando la habitación para vuestro bebé (por desgracia, de esto, también [casi] siempre nos encargamos nosotras…), os cuento lo que nos funciona en nuestra casa.

Al poner la habitación de Manuela, lo más importante para nosotros era que los muebles que compráramos fueran versátiles; no quería un cambiador del que tener que deshacerme en unos meses, cuando ya no necesitara esta función.

Nos decidimos por la típica cómoda de IKEA, la Hemnes de tres cajones, que tiene el ancho perfecto de la colchoneta y que además me parece bonita, barata y atemporal. La colchoneta la compramos en Prenatal. Cuando Manuela crezca, colchoneta fuera y nos sigue haciendo servicio.

p3300026.jpg

En el primer cajón tenemos, principalmente, los productos de higiene. Es muy cómodo abrir el cojón y tener a mano todo lo que necesitas, ya que nunca nunca debemos de abandonar aquí al bebé ni por una décima de segundo.
Para organizar todo en este cajón, puse los separadores de IKEA.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  1. Muselinas; durante los primeros meses de vida, cuando Manuela era un ser vomitón, pensaba que nunca se tenían suficientes muselinas, pero la verdad es que ahora ya no les doy tantísimo uso.
  2. Bolsas de tela. Las uso para ropa, por ejemplo, para llevar muda en la bolsa del carrito, o cuando nos vamos de viaje.
  3. Baberos. Desde que compré el de Close Parent no quiero otros. Es LO MÁS.
  4. Bastoncitos, crema facial, chupeteros y chupos de repuesto.
  5. Geles de ducha
  6. Cremas hidratantes corporales
  7. Cremas de pañal
  8. Pañales y dispensador de toallitas húmedas

También guardo aquí las colonias, la vitamina D y polvos de talco.

*Sí, de los puntos 5, 6 y 7, llevamos 8 meses a base de muestras, y tenemos muestras  hasta que vaya a la universidad aproximadamente.

Segundo cajón:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  1. Leotardos
  2. Braguitas / cubrepañales
  3. Calcetines
  4. Bodies
  5. Pijamas

Y sin trampa ni cartón. Con pijamas y bodies sin planchar. Real life.

Tercer cajón, toda aquella ropa que no guardo colgada en el armario. Aunque generalmente lo intento colgar todo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  1. El calzado que estamos usando más frecuentemente
  2. Sudaderas
  3. Camisetas
  4. Pantalones de sport (chandal y vaqueros)
  5. Polainas
  6. Petos de punto
  7. Ranitas
  8. Chaquetinas
  9. Jerséis de punto

Y eso es todo, espero que haya sido útil, y si no, al menos entretenido cotillear dentro de nuestros cajones.

 

DIY. “Pompons everywhere” o “Llena tu casa de pompones”

La entrada de hoy es diferente. Un DIY, una manualidad de toda la vida, o una manera de liar a la familia entera en torno a una mesa.

Si como yo, tenéis debilidad por los pompones, os chiflarán estas dos ideas para la habitación de los niños.

Yo he utilizado Drops Nepal, una lana made in Perú, suave y amorosa con 35% de alpaca, y he elegido unos colores empolvados pre-cio-sos.

Para hacer los pompones usé pomponeras de plástico, aunque otras veces los había hecho con cartón recortado o con un tenedor, eso ya, a gusto del consumidor. La verdad es que la pomponera es un invento guay y barato.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El numero de pompones a realizar, como es lógico, determina el tamaño de la alfombra o guirnalda que hagamos y será proporcional a la paciencia de vuestros ayudantes, en mi caso fueron infinitos gracias a mi madre, a mi hermana y a mi tía Carmen.

Ofréceles merienda rica y vete entreteniéndoles con temas variados.

Processed with VSCO with f2 preset

Una vez hechos, para la guirnalda sólo tienes que ir enganchando los pompones a una lana o cuerda, yo utilicé la misma que para los pompones, y resiste.

Para la alfombra es necesario que en cada pompón conservemos los “rabillos” de empezar y acabar, que nos servirán para ir anudándolos a la base de red de goma antideslizante, sobre la que vamos a ir situándolos bien juntinos, para que queden una alfombra mullidita y amorosa.

IMG_1174

Contadme qué tal os queda si os animais a liar a la familia.

Márcale un gol a Duchenne. O cómo con 9 años se pueden hacer cosas muy grandes.

El hijo de una amiga, a los 9 años, ha decidido cambiar el mundo.

A Raúl le apasiona el fútbol, juega en el Atlético de Lugones, en Siero. Desde chiquitín ha participado en diferentes iniciativas para recaudar fondos para la Asociación Duchenne Parent Project, para la investigación y la mejora de la calidad de vida de personas que, como su amigo Alejandro, padecen Duchenne, una enfermedad caracterizada por atrofia y debilidad musculares progresivas, que termina por dejar al afectado sin independencia.

El 28 de febrero, Día Mundial de las Enfermedades Raras, Raúl lanzó su propia campaña solidaria, #marcaleungoladuchenne, donará, de sus ahorros, 2 euros por cada gol que marque esta temporada, y 0,50 por cada pase de gol. Y ¡cuidado, que es un buen delantero!

El caso es que la iniciativa de Raúl está contagiando de espíritu solidario, varios periódicos y la televisión se han interesado -¡cómo resistirse!, y somos muchos los que ya nos hemos unido a la causa.

Si tú también quieres ayudar a Raúl, a Alejandro, y al Proyecto, puedes unirte también a su Teaming y donar un euro al mes, o hacer una donación puntual, o simplemente compartir este gran sueño.

Quién nos sigue por Instagram, sabe que desde que nació Manuela son varias las acciones solidarias de las que vamos participando. Porque aunque aún ella no se entere, confío en que cale hondo, y que con 9 años ya sepa que puede cambiar el mundo.

Raúl, gracias por recordarnos que otro mundo es posible. Raquel, gracias por Raúl. ♥

Baby Led Weaning o “Mi niña sí me come” 6-7 meses.

La primera vez que escuché hablar de Baby Led Weaning flipé. El niño de una amiga de mi hermana comía sólidos, sin dientes, y a su elección. Creo que en ese momento lo primero y único que me planteé fue cómo era posible que no se atragantase. Y ya. Porque por aquel  momento la idea de criar bebés aun no me quitaba el sueño, así que poco más le pregunté yo a mi hermana.

Luego, en el embarazo leí varios libros sobre crianza, luego pondré referencias, y encontré que el tema me apasionaba. Los 6 meses que estuve con lactancia exclusiva no fueron un camino de rosas, y encontré en ciertas publicaciones de nutricionistas y pediatras, no solo los argumentos necesarios para no tirar la toalla, sino también las pautas para continuar alimentando a Manuela cuando pasaran esos primeros meses.

Intentaré, en este post, contar qué, por qué, cómo, cuándo y cuánto come. Pero es solo mi experiencia. Nuestra y de Manuela y de nadie más. Cuando tenga cuatro hijos más (ojalá), podré hablar como la voz de La Experiencia, de momento, solo de nuestra experiencia.

Si el tema te interesa, coge un café y siéntate con calma, que me enrollo mucho.

Baby Led Weaning (BLW) podría traducirse por alimentación autorregulada por el bebé. Una opción más a la hora de empezar con la alimentación complementaria (AC).

Y digo “una más” porque las opciones parecen ser infinitas. De hecho, si naces en Asturias te vas a casa con unas indicaciones diferentes a si naces en Cataluña, y si naces en EEUU las pautas a seguir no tendrán nada que ver con las que te den si naces en Noruega.

Cuando llegó el momento de introducir alimentos en la dieta, decidimos desoír las restrictivas pautas que nos dieron en el Centro de Salud, y aunque tenemos mucha confianza en nuestra pediatra, en este caso hicimos un poco de punkismo y seguimos nuestro instinto. Y por qué, pues porque no las encontramos de lógica, y porque encontrábamos que se contradecían con otras indicaciones y teorías fiables y de evidencia.

Para poner en práctica esto que os voy a contar, nos ayudará tener siempre presente dos ideas:

1. Hasta el año de edad, la alimentación complementaria es eso, complementaria. Complemento a la lactancia (materna o de fórmula) que durante los 12 primeros meses es su principal alimento. La leche, natural o artificial, es indispensable. El resto de cosas, por el momento no.

2. Los bebés no crecen si les alimentamos. Los bebés crecen, y necesitan alimento. (Esto se lo oí a Julio Basulto). Nuestro pequeño no va a crecer más si lo embutimos a papilla o a lo que sea. No crecerá más, al menos a lo alto.

Lo primero que se nos aconsejó fue comprar en la farmacia cereales al cumplir los 5 meses, pese a que la OMS aconseja lactancia exclusiva durante el primer medio año de vida. Nosotros ya habíamos decidido no darle cereales “de bote” y así lo hicimos. Sí toma, desde los 6, cereales y pseudocereales, por la mañana desayuna un trozo de pan con aceite, y en la comida del medio día le incluyo arroz, pasta, quinoa o avena. Esos de momento. Se los introdujimos poco a poco y sin preocuparnos del gluten. –estudios de alergólogos han comprobado que la introducción “temprana” del gluten no es factor para desarrollar problemas de intolerancia-

Decidimos tampoco darle las frutas de la merienda como se nos indicó (mezcladas y trituradas “bien pasadas”), preferimos que empezara desde el primer momento a familiarizarse con diferentes sabores y texturas, y comenzamos introduciendo de una en una y evitando triturar. No quería que se acostumbrara al sabor multifruta. Empezamos con fruta madura y blanda un poco chafada con el tenedor (plátano y pera), y en el caso de la manzana, que es alimento con riesgo de atragantamiento, o peras más duras, las introducimos en el micro, cortada en gajos, el tiempo necesario hasta que queden blandinas. También entre las primeras frutas le dimos mandarina, pelando los gajos, un poco coñazo. Lo de chafar nos duró una semana o 10 días como mucho, en seguida fuimos quitando nuestros miedos y dándole trozos grandes o piezas enteras. La única norma es que lo que le ofrezcamos esté suficientemente blando como para que lo pueda deshacer con la lengua contra el paladar.
Ahora, con siete meses, ya mastica muy bien con las encías, y empieza a probar otras frutas, fresón, kiwi, piña, ciruela… básicamente todas las que nosotros también comemos, que de eso se trata. -Hay que tener cuidado con las frutas pequeñas con riesgo de atragantamiento como las uvas, y por seca, la manzana-.

 

En cuanto a la comida del medio día, más de lo mismo. Yo uso la Babycook, ahí meto la porción de carne o pescado, y las verduras que tenga para ese día, cualquiera de las que nosotros también tomamos, e intentando variar mucho. Una vez está todo cocido, distribuyó los ingredientes por el plato. Si tocan alimentos difíciles de comer para ella, por fibrosos o duros, espárragos trigueros, carne de ternera… , los parto en cachitos y, mientras come, le voy ayudando dándoselo a pellizquinos. Otras veces, esos los trituro. Pico, por ejemplo la carne con el puerro. Una receta que le encanta es la pasta boloñesa. Pico la carne con alguna verdura y tomate casero y con eso hago la salsa, y con fideos de sopa, la pasta. Se pone las botas.

En cuanto a la incorporación de alimentos esta es la tabla que seguimos

Captura de pantalla 2018-03-09 a las 8.48.37

Es de un documento recomendadísimo de la Generalitat de Cataluña “Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años)”

 Ahora bien, también os digo que los berenjenales que se montan son tremendous, en torno a la trona, a veces, parece que hubo guerra, y que las comidas se alargan más que con cuchara y puré. Pero compensa. Manuela disfruta comiendo, se lo pasa bien. Está familiarizada con sabores y texturas, y confío en que con el tiempo, sus gustos y preferencias se decanten por alimentos saludables. Esos son los objetivos del BLW.

IMG_B25E4A974FDE-1

Cosas a tener en cuenta; en esta imagen del libro de Juan Llorca “Sin dientes y a bocados” nos recuerdan los alimentos a evitar. -En este libro encontrarás también consejos y recetas-.

Vigilar siempre al bebé mientras come.

Respetar las sensaciones de hambre y saciedad, recordamos que es autorregulada, nunca debemos de obligar ni engañarles para que sigan comiendo.

Y siempre, la leche, antes de las comidas. Primero lo fundamental.

Y a veces sí, cocino purés, al igual que los hago para nosotros.  Pues eso y así es como lo hacemos nosotras.

Por si se me olvida algo, os dejo los libros que me he leído y me han gustado:

Mi niño no me come, de Carlos González 

Se me hace bola: Cuando no comen como queremos que coman, de Julio Basulto

Tú eliges lo que comes, Como prevenir el sobrepeso y alimentarse bien en familia, de Carlos Casabona

Aprender a comer solo, de Lidia Folgar

Y si preferís lo audio visual, os recomiendo un curso de Escuela Bitácoras: BLW. Alimentación complementaria autorregulada, impartido por Julio Basulto, uno de los nutricionistas más cualificados y reconocidos en la actualidad, cercano y un comunicador con un estilo muy directo que te encantará, con vídeos en alta definición y lecciones que puedes ver una y otra vez o descargar en formato mp3.